Podcasts de historia

St Francis ScStr - Historia

St Francis ScStr - Historia

San Francisco

(ScStr .: dp. 11,526 (n.); L. 420 '; b. 54'0 "(línea de flotación);
Dr. 25'91 / 2 '' (media); s. 12,5 k .; cpl. 62)

St. Francis, un carguero de tornillo con casco de acero construido en 1914 por North Ireland sLip Building Co., Londonderry, Irlanda, fue adquirido por la Marina en Baltimore el 19 de junio de 1918 bajo el contrato de la Junta de Envío de los Estados Unidos (USSB) de los Estados Unidos. Steel Products Co .; y encargado allí el 25 de junio.

Asignado al Servicio de Transporte Naval de Ultramar, el barco fue cargado con suministros del Ejército y navegó hacia Nueva York, donde se unió a un convoy y navegó hacia Francia el 4 de julio. Los barcos llegaron a Brest el 19; y, al día siguiente, St. Francis se dirigió a West Hampton, Inglaterra, donde descargó su cargamento. El 15 de agosto, navegó en convoy hacia los Estados Unidos y llegó a Baltimore el 27. Recargado con suministros del ejército, se puso nuevamente en marcha el 18 de septiembre y navegó a través de Nueva York a Francia y llegó a La Pallice el 13 de octubre. Al día siguiente se dirigió a St. Nazaire, donde descargó.

De regreso en Baltimore el 14 de noviembre, tres días después de la firma del armisticio, el barco fue transferido de un Ejército a una Cuenta USSB y zarpó de Nueva York el 26 de enero de 1919 hacia Cristóbal, Panamá. Después de transitar por el canal, bajó por la costa del Pacífico de América del Sur y llegó a Valparaíso, Chile, el 17 de febrero. Después de regresar por el canal, el barco cargó un cargamento comercial de azúcar en Cienfuegos, Cuba, y llegó a Nueva York el 8 de abril. Fue dada de baja allí el 28 de abril de 1919 y el mismo día fue trasladada a la USSB para su devolución simultánea a su propietario.


Francisco de Asís

Francisco de Asís (Nació Giovanni di Pietro di Bernardone Italiano: Francesco d'Assisi Latín: Franciscus Assisiensis 1181 o 1182-3 de octubre de 1226), venerado como San Francisco de Asís, también conocido en su ministerio como Francesco, fue un fraile, diácono, místico y predicador católico italiano. [3] Fundó la Orden de los Frailes Menores de hombres, la Orden de Santa Clara de las mujeres, la Orden Tercera de San Francisco y la Custodia de Tierra Santa. Francisco es una de las figuras religiosas más veneradas del cristianismo. [1]

El Papa Gregorio IX canonizó a Francisco el 16 de julio de 1228. Junto con Catalina de Siena, fue designado santo patrón de Italia. Más tarde se asoció con el patrocinio de animales y el medio ambiente natural, y se convirtió en una costumbre que las iglesias llevaran a cabo ceremonias de bendición de animales en o cerca de su fiesta del 4 de octubre. En 1219, fue a Egipto en un intento de convertir al sultán para poner fin al conflicto de las Cruzadas. [4] En este punto, la Orden Franciscana había crecido hasta tal punto que su estructura organizativa primitiva ya no era suficiente. Regresó a Italia para organizar la orden. Una vez que su comunidad fue autorizada por el Papa, se retiró cada vez más de los asuntos externos.

Francisco es conocido por su amor a la Eucaristía. [5] En 1223, Francisco organizó el primer belén vivo de Navidad. [a] [6] [7] Según la tradición cristiana, en 1224 recibió los estigmas durante la aparición de un ángel seráfico en un éxtasis religioso, [8] lo que lo convertiría en la primera persona de la tradición cristiana en llevar las heridas de Pasión de Cristo. [9] Murió durante las horas de la tarde del 3 de octubre de 1226, mientras escuchaba una lectura que había solicitado del Salmo 142 (141).


Historia (B.A.)

La historia es poderosa. Se anima a los estudiantes de historia a visualizar, sentir y experimentar la historia. Obtendrá una base sólida en la historia estadounidense, europea y mundial mientras se introduce a la historiografía pasada y actual y participa en los debates actuales de la disciplina. El programa de Historia de USF & # 8217s enfatiza habilidades tales como pensamiento crítico, investigación, alfabetización en información, escritura y presentación oral.

Las clases se imparten en entornos reducidos. Los estudiantes pueden explorar la Segunda Guerra Mundial en una perspectiva global, en lugar del enfoque europeo tradicional, o tomar una clase sobre “Historia en el cine”, que ayuda a los estudiantes a evaluar y criticar las narrativas históricas que se encuentran en la cultura pop. También está la "Digitalización de la historia", donde los estudiantes aprenden sobre la preservación digital y las técnicas para realizar presentaciones en línea eficaces de la historia para el público.

El título de Historia de la USF también promueve el aprendizaje experimental, alentando a los estudiantes a adquirir experiencia fuera del aula universitaria en museos y otros sitios históricos. Este programa flexible les da a los estudiantes un gran margen de maniobra para tomar cursos que se adapten a sus intereses. Los estudiantes están expuestos a una variedad de ideas y fuentes diferentes, y pueden enfocarse en profundidad en los temas que más los intrigan.


Francisco de Asís & gt Cotizaciones

& ldquoSeñor, hazme un instrumento de tu paz.
Donde haya odio, déjame sembrar amor,
Donde haya dolor, perdón
Donde hay duda, fe
Donde hay desesperación, esperanza
Donde hay oscuridad, luz
Y donde hay tristeza, felicidad.

Oh Divino Maestro, concédeme que no busque tanto
ser consolado como consolar,
ser entendido como entender,
ser amado como amar.

Pues es al dar que recibimos,
Es perdonando que somos perdonados,
y es muriendo que nacemos a la vida eterna. & rdquo
& # 8213 San Francisco de Asís

“Alabado seas, mi Señor, por todas tus criaturas, especialmente por mi señor el Hermano Sol, que trae el día y tú alumbras a través de él. ¡Y es hermoso y radiante en todo su esplendor! De ti, Altísimo, tiene semejanza.

Alabado seas, mi Señor, a través de la Hermana Luna y las estrellas en los cielos que las has hecho preciosas y hermosas.

Alabado seas, mi Señor, por los hermanos viento y aire, y nubes y tormentas, y todo el tiempo, a través del cual das sustento a tus criaturas.

Alabado sea, Mi Señor, por la Hermana Agua es muy útil, humilde, preciosa y pura.

Alabado seas, mi Señor, por el Hermano Fuego, por quien iluminas la noche. Es hermoso y alegre, poderoso y fuerte.

Alabado seas, mi Señor, por nuestra hermana la Madre Tierra, que nos alimenta y nos gobierna, y produce diversos frutos con flores y hierbas de colores.

Alabado seas, mi Señor, por los que perdonan por amor a ti, por los que soportan la enfermedad y la prueba. Felices los que perseveran en paz, porque serán coronados. & Rdquo
& # 8213 San Francisco de Asís


La visión de Francisco y los estigmas del Crucificado

En la Navidad de 1223, Francisco participó en una importante ceremonia en la que celebró el nacimiento de Jesús recreando el pesebre de Belén en una iglesia en Greccio, Italia. Esta celebración demostró su devoción al Jesús humano, devoción que sería recompensada de la manera más dramática el año siguiente. En el verano de 1224, Francisco fue al retiro de montaña de La Verna (Alvernia), no lejos de Asís, para celebrar la fiesta de la Asunción de la Santísima Virgen María (15 de agosto) y prepararse para el Día de San Miguel (septiembre 29) ayunando durante 40 días. Oró para saber cuál era la mejor manera de agradar a Dios, abriendo los Evangelios para la respuesta, y se encontró con referencias a la Pasión de Cristo tres veces. Mientras oraba durante la mañana de la fiesta de la Exaltación de la Cruz (14 de septiembre), vio una figura que venía hacia él desde los cielos. San Buenaventura, ministro general de los franciscanos de 1257 a 1274 y destacado pensador del siglo XIII, escribió:

Cuando estaba encima de él, vio que era un hombre y, sin embargo, un Serafín con seis alas, sus brazos estaban extendidos y sus pies unidos, y su cuerpo estaba fijado a una cruz. Se levantaron dos alas por encima de su cabeza, dos se extendieron como en vuelo y dos cubrieron todo el cuerpo. El rostro era hermoso más allá de toda belleza terrenal, y sonrió dulcemente a Francis. Emociones conflictivas llenaron su corazón, porque aunque la visión le produjo gran gozo, la visión de la figura sufrida y crucificada lo conmovió a un dolor más profundo. Reflexionando sobre lo que podría significar esta visión, finalmente comprendió que por la providencia de Dios no sería semejante al Cristo crucificado por un martirio corporal, sino por la conformidad de mente y corazón. Luego, al desaparecer la visión, dejó no sólo un mayor ardor de amor en el hombre interior, sino que no menos maravillosamente lo marcó exteriormente con los estigmas del Crucificado.

Durante el resto de su vida, Francisco tuvo el mayor cuidado de ocultar los estigmas (marcas que se asemejan a las heridas del cuerpo crucificado de Jesucristo). Después de la muerte de Francisco, el hermano Elías anunció los estigmas a la orden mediante una circular. Más tarde, el hermano León, confesor y compañero íntimo del santo que también dejó un testimonio escrito del hecho, dijo que en la muerte Francisco parecía como si acabara de ser bajado de la cruz.

Francisco vivió dos años más, con dolores constantes y casi totalmente ciego (había contraído una enfermedad ocular mientras hacía proselitismo en Oriente en 1219). El tratamiento médico en Rieti no tuvo éxito y, tras una estancia en Siena, fue devuelto a Asís, donde murió en la Porciúncula. Fue enterrado temporalmente en la iglesia de San Giorgio en Asís. El 15 de julio de 1228, concluyendo un proceso de velocidad sin precedentes, Francisco fue canonizado por su antiguo protector, el Papa Gregorio IX. Al día siguiente, el Papa puso la primera piedra de la basílica que el hermano Elías construiría en memoria de Francisco, y en 1230 el cuerpo del santo fue trasladado a la iglesia inferior de la basílica.


Recopilado, editado e investigado por Michael Lara, Lucy Romero y Richard Shore traducido por Jesús Pozo. Recursos proporcionados por Monseñor Francis J. Weber y Kevin Feeney del Centro de Archivo de la Arquidiócesis, Mission Hills, California. Fotos de Vern y Joanne Arnold.

Historia de la Iglesia de San Francisco de Asis en Fillmore, California Según aparece en los archivos de la Arquidiócesis de Los Ángeles

Fillmore, tranquilo pueblo en el valle del rió de Santa Clara, es un claro ejemplo de esa vida pacifica e ideal que esta rápidamente desapareciendo en California. El área de Fillmore y Piru por muchos anos era atendida por los sacerdotes de la Misión de San Fernando, que celebraban la Misa en la Capilla del Rancho Camulos, cerca de Fillmore.

Hacia 1914, Fillmore se convirtió en parte de la Parroquia de San Sebastián, de Santa Paula y los sacerdotes ofrecían la Misa en las casas y escuelas, siendo los trabajadores de los ranchos los más numerosos católicos. En 1924, la Parroquia de Santa Paula informo al Sr. Obispo, John. J. Cantwell, que un sacerdote y una iglesia parroquial eran necesarios en Fillmore.

Revisando los Archivos de la Arquidiócesis, encontramos esta información sobre el pasado:

En 1931, el P. Onesimo Sansol pidió permiso a la Diócesis para que la banda mejicana de música tocara en la iglesia en honor de Santa Cecilia y el Sr. Obispo así lo concedió.

En 1934, la Diócesis pagaba $ 2.00 al mes para los gastos de gasolina de las monjas que from Santa Paula viajaban a Fillmore y Piru para enseñar el catecismo. 250 niños en Fillmore y 130 niños en Piru recibieron estas clases regulares, en la pequeña iglesia, en casas y garajes.

Fillmore siguió creciendo. En febrero de 1956, el P. José Alker compro terreno junto a la iglesia.

En diciembre de 1961, el cardinal McIntyre nombro administrador de San Francisco al Padre Cornelio Ravlic, quien viendo la necesidad de una nueva iglesia, se apresuro a comprar un terreno para la construcción de la futura parroquia.

Los fieles de Piru, unas 150 familias, oían la Misa en la capilla de rancho Camulos, y más tarde en la estación del tren, hasta que se autorizo ​​la construcción de la nueva Iglesia y Salón parroquial. En 1975, el Cardenal Manning bendijo el nuevo templo, que fue amueblado por las familias de Fillmore y Piru. Más tarde se añadieron salones para las clases de catecismo.

Construcción de la Nueva Iglesia de Fillmore

El Padre Ravlic, que con su celo y liderazgo, consiguió la construcción de la iglesia de Piru. En 1968 de nuevo pidió autorización al Cardenal Manning para levantar una nueva iglesia en Fillmore en los terrenos adquiridos en 1962. Después de varias vicisitudes y retrasos, por fin se completo la construcción de nuevo templo, que dedico el Cardenal Manning en febrero de 1976:

Mayor, de mármol, vino del antiguo Hospital de San Vicente y el crucifijo y demás imágenes fueron hechos en Italia. Las estaciones del Vía Crucis en las ventanas de cristal policromado, llevan el nombre de las familias donantes. El sistema de campanas fue un regalo de la familia Gurrola en recuerdo de Ester Gurrola. El cuadro de Nuestra Señora de Guadalupe es una réplica ampliada y copia exacta de la que se encuentra en la Basílica de la ciudad de Méjico.

En 1990, Mons. Silvestre O’Byrne pide permiso a la Arquidiócesis para construir cuatro clases necesarias para poder continuar con el programa de educación religiosa y para el Centro Pastoral.

En 1992, el P. Norman Supanchek fue nombrado Párroco, con el asistente el P. José Ortiz. Formaron un equipo de hospitalidad y demostraron un cariño para toda la comunidad de Fillmore y Piru.

Por fin, en agosto de 1995, el Centro Pastoral es una realidad, gracias a P. Norman Supancheck y un préstamo de $ 250,000 concedido por la Parroquia de Santa Maria Magdalena en Camarillo.

En 1997, el P. José Hernández es nombrado Párroco, con el P. Blas Hernández como asistente. Además de sus tareas parroquiales, el P. José introdujo nuevos cambios y mejoras en la administración parroquial. Muchos fieles ignoraban la deuda pendiente de $ 180,604.58.

En diciembre de 1998, se planto un jardín de rosales como recuerdo de Rosana Porras, al oeste de la iglesia, y los Caballeros de Colon han cuidado esta rosaleda con especial interés. También en este mismo año, la Arquidiócesis alabo los esfuerzos de la parroquia por ser finalcialmente responsable y lograr una seguridad económica. Los $ 132,000 de la deuda fueron congelados, sin intereses acumulados. En 1998, el P. George Punchekunnel fue nombrado asistente del Párroco.

En 1999, Mons. Ravlic fue invitado a un almuerzo especial en la Parroquia y se le ofreció una recompensa conmemorativa por tanto años y servicios durante su ministerio en la Parroquia de San Francisco.

En septiembre del ano 2000, un grupo de feligreses y amigos de San Francisco peregrino a Italia para ganar la indulgencia del Ano Santo, visitando también otros santuarios. Los momentos culminantes fueron la audiencia con Su Santidad Juan Pablo II y la misa celebrado por el P. José, el 4 de octubre, fiesta de San Francisco, en la humilde Capilla built por los primeros compañeros del santo.

También en septiembre del ano 2000, Mons. Curry presento el Premio del Papa a Ivonne Meyers y Joanne Arnold por sus incontables actos de caridad y ayuda generosa a la parroquia. Antepasado, en 1990, el señor Jesús Reyes también recibió el Premio del Papa para su ayuda como sacristán.

En 2001, la Hermana Bernardina de S. Franciso comisiono a las hermanas Paul Marie y Frances Michelle para establecer una Academia Pre-escolar para las familias de Fillmore y Piru. Así la parroquia cuenta con una escuela infantil y campo de juegos.

La Familia Parroquial de San Francisco continúa creciendo en fieles y cuenta con los dones y cualidades necesarias para acrecentar su celo, sabiduría y gracias en los anos futuros. Y nuestra Iglesia de San Francisco seguirá siendo un lugar privilegiado para buscar y encontrar esa paz y descanso para el alma que tanto necesitamos hoy y siempre.


A medida que Francisco se acercaba a su muerte, muchos predijeron que era un santo en ciernes. Cuando su salud comenzó a deteriorarse más rápidamente, Francis se fue a casa. Se enviaron caballeros desde Asís para protegerlo y asegurarse de que nadie de las ciudades vecinas se lo llevara (el cuerpo de un santo era visto, en ese momento, como una reliquia extremadamente valiosa que traería, entre muchas cosas, gloria a el pueblo donde descansó).

Francisco de Asís murió el 3 de octubre de 1226, a la edad de 44 años, en Asís, Italia. Hoy, Francis tiene una resonancia duradera con millones de seguidores en todo el mundo. Fue canonizado como santo apenas dos años después de su muerte, el 16 de julio de 1228, por su antiguo protector, el Papa Gregorio IX. Hoy, San Francisco de Asís es el santo patrón de los ecologistas & # x2014, un título que honra su amor ilimitado por los animales y la naturaleza. En 2013, el cardenal Jorge Mario Bergoglio eligió honrar a San Francisco tomando su nombre, convirtiéndose en Papa Francisco.


Historia de St. Francis

Poco después, Francisco fundó la Orden de las Pobres Damas, eventualmente la Orden de Santa Clara, un grupo de mujeres dedicadas a sus enseñanzas. Finalmente, para aquellos que no podían dejar sus hogares, Francisco formó la Tercera Orden de Hermanos y Hermanas de la Penitencia. Se trataba de una fraternidad laica cuyos miembros ni se apartaban del mundo ni tomaban votos religiosos, pero seguían cumpliendo los principios de la vida franciscana.

Francisco murió en 1226, pero no antes de que su creciente Orden se hubiera establecido en Francia, Alemania, Hungría, España e incluso más al Este. Este gentil hombre, una profunda inspiración para muchos, fue declarado santo por el Papa Gregorio IX en 1228.

La historia de San Francisco

San Francisco de Asís: el santo bondadoso

San Francisco de Asís, Italia, nació de un rico comerciante de telas en 1182. Francisco fue inspirado por Dios cuando tenía veintitantos años para dejar su vida mundana. Vestido con ropas toscas, descalzo y sin bastón ni dinero, comenzó a vagar por el campo de Umbría, Italia, predicando y proclamando el Evangelio. Francisco abogó por la “santa pobreza” tanto para los ricos como para los pobres, e invitó a todos al perdón, la reconciliación, la humildad y la sencillez.

Se hizo conocido por su amor por la naturaleza, los animales y el medio ambiente y conmovió a las personas primero con sus acciones, pero también con sus palabras. Muchos se unieron a él y pronto se estableció la Orden de los Frailes Menores, que fue respaldada por el Papa Inocencio III en 1209. Este grupo creció rápidamente e, inspirado por Francisco, se propuso no solo predicar el Evangelio de Jesucristo, sino también vivirlo. mediante el servicio a los enfermos y necesitados. Poco después, Francisco fundó la Orden de las Pobres Damas, eventualmente la Orden de Santa Clara, un grupo de mujeres dedicadas a sus enseñanzas. Finalmente, para aquellos que no podían dejar sus hogares, Francisco formó la Tercera Orden de Hermanos y Hermanas de la Penitencia. Se trataba de una fraternidad laica cuyos miembros ni se apartaban del mundo ni tomaban votos religiosos, pero seguían cumpliendo los principios de la vida franciscana.


Cántico del Hermano Sol y la Hermana Luna de San Francisco de Asís

Altísimo, todopoderoso, todo buen Señor, Tuya es toda alabanza, toda gloria, todo honor y toda bendición.

Solo a ti, Altísimo, pertenecen, y ningún labio mortal es digno de pronunciar Tu Nombre.

Alabado seas mi Señor con todas tus criaturas,
especialmente Sir Brother Sun,
¿Quién es el día en el que nos iluminas?
Y es hermoso y radiante con gran esplendor,
De Ti Altísimo, él lleva la semejanza.

Alabado seas, mi Señor, por la hermana Luna y las estrellas,
En los cielos los has hecho resplandecientes, preciosos y hermosos.

Alabado seas, mi Señor, por los hermanos viento y aire,
Y justo y tormentoso, todos los estados de ánimo del clima,
por el cual valoras todo lo que has hecho.

Alabado seas mi Señor por la Hermana Agua,
Tan útil, humilde, preciosa y pura.

Alabado seas mi Señor por el Hermano Fuego,
a través de quien Tú alumbras la noche y es hermoso y juguetón, robusto y fuerte.

Alabado seas mi Señor por nuestra hermana,
Madre Tierra
quien nos sostiene y gobierna,
produciendo frutos variados con flores y hierbas de colores.
Alabado seas, mi Señor, por aquellos que te perdonan por amor a ti y soportan enfermedades y pruebas.

Bienaventurados los que soportan en paz, por ti Altísimo, serán coronados.

Alabado seas, mi Señor por la hermana muerte,
de quien nadie que viva puede escapar. ¡Ay de los que mueren en pecado mortal! Bienaventurados los que encuentra haciendo Tu Voluntad.

Ninguna segunda muerte puede hacerles daño. Alabad y bendecid a mi Señor y dadle gracias,
Y sírvele con gran humildad.

PDF imprimibles de oración católica

Venta de joyas 15% de descuentoEnvío GRATIS a partir de $ 60


Contenido

La Cruz de San Damián fue una de varias cruces pintadas con figuras similares durante el siglo XII en Umbría. Se desconoce el nombre del pintor, pero se realizó alrededor del año 1100. El propósito de una cruz icono era enseñar el significado del evento representado y así fortalecer la fe de la gente. [1] El estilo bizantino era común en Italia antes de Cimabue y Giotto.

Según la tradición franciscana, fue mientras rezaba ante esta cruz en la capilla de San Damián, a las afueras de Asís, que Francisco de Asís recibió un llamado para reconstruir la Iglesia.

Cuando las Clarisas se trasladaron de San Damián a la Basílica de Santa Chiara en 1257, se llevaron la Cruz de San Damián original y aún la guardan con gran solicitud. Ahora cuelga en la Basílica sobre el altar de la Capilla del Crucifijo [2], una reconstrucción de la Iglesia de San Jorge, que fue demolida para construir la Basílica. El crucifijo que cuelga sobre el altar de la antigua iglesia de San Damián es una copia. Los franciscanos consideran esta cruz como un símbolo de su misión de comprometer sus vidas y recursos para renovar y reconstruir la Iglesia.

Jesucristo está representado en posición vertical en toda su estatura, mientras que las figuras circundantes son más pequeñas. El blanco brillante de su cuerpo contrasta con el rojo oscuro y el negro que lo rodea y acentúa la prominencia de Jesús. Esta representación contrasta con el Cristo real representado en la cruz en siglos anteriores y el Cristo sufriente, moribundo y crucificado representado generalmente en toda la Iglesia desde principios del siglo XIV. Sobre la cabeza de Cristo está la inscripción en latín: Jesús de Nazaret, Rey de los judíos. [3] [4]

Las siguientes figuras más grandes son cinco testigos de la crucifixión. [3] En el lado izquierdo están la Virgen María y San Juan Evangelista. En el lado derecho están María Magdalena, María, Madre de Santiago, y el centurión que en el relato del Evangelio de Mateo le pide a Cristo que sane a su siervo, quien también está representado en la cruz sobre el hombro del centurión (Mateo 8: 5-13). . Tanto María como María Magdalena tienen las manos en las mejillas para reflejar un dolor y una angustia extremos. Los primeros cuatro testigos son santos y, por lo tanto, están representados con halos. Sus nombres están escritos debajo de sus imágenes.

Dos figuras más pequeñas se ubican en las esquinas con los testigos. En la parte inferior izquierda está Longinus, el nombre tradicional del soldado romano que atravesó el costado de Jesús con una lanza. Aquí se le representa sosteniendo la lanza y mirando a Jesús. La sangre que corre por el brazo derecho de Jesús comienza en el codo y gotea hacia abajo y aterriza en la cara vuelta hacia arriba de Longinus. En la parte inferior derecha está Stephaton, el nombre tradicional del soldado que le ofreció a Jesús la esponja empapada en vinagre. [3]

Mirando por encima del hombro izquierdo del centurión hay una cara pequeña. Una mirada cercana revela la parte superior de las cabezas de otros tres a su lado. Esto representa al hijo del centurión que fue sanado por Jesús y el resto de su familia para mostrar que "él y toda su casa creyeron" (Juan 4: 45-54).

Se representa a seis ángeles maravillados por el evento de la crucifixión. Se colocan en ambos extremos del travesaño. Sus gestos con las manos indican que están discutiendo este maravilloso evento de la muerte y nos llaman a maravillarnos con ellos.

Al pie de la cruz hay un cuadro dañado de seis figuras, dos de las cuales están representadas con halos. De acuerdo con las tradiciones de la época, estos seis son los patrones de Umbría: San Damián, San Miguel, San Rufino, San Juan Bautista, San Pedro y San Pablo. En la parte superior de la cruz, se ve a Jesús ahora completamente vestido con sus vestiduras reales y llevando la cruz como un cetro triunfante. Está saliendo de la tumba hacia los atrios celestiales. Diez ángeles se apiñan alrededor, cinco de los cuales tienen las manos extendidas en un gesto de bienvenida a Jesús, quien él mismo tiene la mano levantada en forma de saludo,

En lo alto de la cruz está la Mano de Dios con dos dedos extendidos. Esto debe entenderse como la bendición de Dios Padre sobre el sacrificio de su Hijo. En el lado derecho de la imagen junto al becerro izquierdo de Jesús, hay una pequeña figura de un ave. Algunos historiadores del arte lo han interpretado como un gallo, que representa el signo de la negación de Jesús por parte de Pedro, mencionado en los cuatro relatos de los Evangelios. Otros comentaristas lo ven como un pavo real, un símbolo frecuente de inmortalidad en el arte paleocristiano. A lo largo del lado inferior derecho del eje, hay un animal pequeño, posiblemente un gato.

Algunas versiones de esta cruz han sido criticadas porque perciben que muestra los genitales de Jesús, específicamente en la versión en Warr Acres, Oklahoma, esto llevó a que otras versiones fueran criticadas por el mismo motivo. Esto llevó a la modificación de la cruz en la congregación de Warr Acres, mientras que otras se mantuvieron sin cambios.

List of site sources >>>


Ver el vídeo: Assisi, Italy: Legacy of St. Francis (Noviembre 2021).