Curso de la historia

La linea Maginot

La linea Maginot

La línea Maginot dominó el pensamiento militar francés en los años de entreguerras. La Línea Maginot fue una gran fortificación que se extendió a lo largo de la frontera entre Francia y Alemania, pero se convirtió en una responsabilidad militar cuando los alemanes atacaron a Francia en la primavera de 1940 utilizando blitzkrieg, una táctica que destruyó completamente el propósito de la Línea Maginot.

Francia había sufrido daños terribles tanto en hombres como en edificios en la Primera Guerra Mundial. Después de Versalles en 1919, hubo una clara intención por parte de los franceses de que Francia nunca debería tener que sufrir tal catástrofe nuevamente. Después de 1920, aquellos hombres en posiciones políticas y militares favorecieron la adopción de una estrategia militar que simplemente detendría cualquier forma de invasión alemana nuevamente.

Figuras de alto rango en el ejército francés, como Marshall Foch, creían que la ira alemana sobre Versalles casi garantizaba que Alemania buscaría venganza. El objetivo principal de la política militar francesa, como resultado, era abrazar el poder de la defensa.

Como jefe de las fuerzas armadas, Marshall Pétain encargó a varios equipos que encontraran una solución al dilema francés. Se desarrollaron tres escuelas de pensamiento:

  • 1) Que Francia debe adoptar una política de ofensa en lugar de defensa. Uno de los principales partidarios de esto fue Charles de Gaulle. Quería que Francia desarrollara un ejército basado en la velocidad, la movilidad y los vehículos mecanizados. Hubo pocos que apoyaron sus ideas, ya que muchos en el ejército los consideraron agresivos y probablemente provocarían una respuesta en lugar de protegerse contra uno alemán.
  • 2) Francia debería basar a sus militares en una línea de pequeñas áreas fuertemente defendidas desde las cuales se podría lanzar un contraataque si fuera necesario. Marshall Joffre favoreció esta idea.
  • 3) Francia debería construir una larga línea de fortificaciones a lo largo de toda la frontera entre Francia y Alemania, que sería tanto larga como profunda en Francia. Marshall Petain favoreció esta idea.

Petain había salido de la Primera Guerra Mundial con cierto grado de crédito y, con su respaldo, la idea de una barrera defensiva larga y profunda obtuvo apoyo político. En esto, Petain fue apoyado por Andre Maginot, el Ministro de Guerra.

Maginot fue Ministro de Guerra entre 1922 y 1924. Sin embargo, incluso después de 1924, Maginot estuvo involucrado en el proyecto. En 1926, Maginot y su sucesor, Paul Painleve, obtuvieron los fondos para un organismo conocido como el Comité de Defensa Fronteriza (CFD). El CFD recibió fondos para construir tres secciones de una línea de defensa experimental, basada en lo que Petain había recomendado, que se convertiría en la Línea Maginot.

En 1929, Maginot regresó a la oficina del gobierno. Ganó más dinero del gobierno para construir una barrera de defensa a gran escala a lo largo de la frontera alemana. Él venció cualquier oposición a su plan de manera muy simple: la fortificación, argumentó, terminaría con cualquier posibilidad de que Francia sufriera el terrible derramamiento de sangre de 1914-1918 si alguna vez hubiera otra guerra. Además, en 1930, las tropas francesas que habían ocupado Renania como parte del Tratado de Versalles, tuvieron que abandonar el área que limitaba con Francia, esto en un momento en que el Partido Nazi y Hitler estaban avanzando realmente en Alemania.

Maginot tenía varios argumentos militares sólidos de su lado:

  • La Línea obstaculizaría cualquier ataque alemán durante tanto tiempo que la mayor parte del gran ejército francés se movilizaría por completo para contrarrestar el ataque.
  • Las tropas estacionadas en la Línea también se utilizarían para luchar contra los alemanes invasores si atraviesan cualquier parte de la Línea y los atacan desde la retaguardia.
  • Todos los combates tendrían lugar cerca de la frontera franco-alemana para que hubiera un daño mínimo a la propiedad.
  • Las Ardenas en el norte actuarían como una continuación natural de la Línea hecha por el hombre, ya que se consideraba impenetrable, por lo que la Línea no necesita ir hasta el Canal.

El trabajo en la Línea Maginot propiamente dicha comenzó en 1930 cuando el gobierno francés otorgó una subvención de 3.000 millones de francos para su construcción. El trabajo continuó hasta 1940. El mismo Maginot murió en 1932, y la línea lleva su nombre en su honor.

¿Qué era exactamente la línea Maginot?

No era una línea continua de fuertes como algunos creen. En algunas partes, especialmente en el sur, desde Basilea hasta Haguenau, no era más que una serie de puestos avanzados, ya que la abrupta geografía de la región y el río Rin proporcionaban su propia defensa entre Francia y Alemania. La Línea constaba de más de 500 edificios separados pero estaba dominada por grandes fuertes (conocidos como 'atropellos') que se construyeron a unos nueve kilómetros uno del otro. Cada indignación albergaba a 1000 soldados con artillería. Entre cada indignación había fuertes más pequeños que albergaban entre 200 y 500 hombres, dependiendo de su tamaño.

Hubo 50 ataques en total a lo largo de la frontera alemana. Cada uno tenía la potencia de fuego necesaria para cubrir los dos ataques más cercanos al norte y al sur. Estaban protegidos por acero reforzado que tenía pulgadas de profundidad y era capaz de recibir un golpe directo del fuego de artillería más conocido.

Los fuertes más pequeños obviamente no estaban tan bien armados o protegidos como los ataques, pero todavía estaban bien construidos. Estaban además protegidos por campos minados y zanjas antitanques. Las líneas de defensa delantera fueron diseñadas para dar a los defensores una buena advertencia de un ataque inminente. En teoría, la Línea Maginot era capaz de crear una línea de fuego continua masiva que debería haber devastado cualquier ataque.

La Línea Maginot fue una obra de construcción tan impresionante que los dignatarios de todo el mundo la visitaron.

Sin embargo, la Línea Maginot tenía dos fallas importantes: obviamente no era móvil y suponía que las Ardenas eran impenetrables. Cualquier ataque que pudiera evitarlo lo dejaría tambaleándose como una ballena varada. Blitzkrieg fue el medio por el cual Alemania simplemente dio la vuelta a toda la Línea. Al hacer esto, la Línea Maginot quedó aislada y el plan de que los soldados en la Línea pudieran ayudar a las tropas francesas movilizadas no fue un comienzo. La velocidad con la que Alemania atacó a Francia y Bélgica en mayo de 1940 aisló completamente todos los fuertes. El ataque alemán recibió el nombre en clave de "corte de hoz" (Sichlschnitt), un nombre apropiado para el ataque.

El Grupo B del ejército alemán atacó a través de las Ardenas; los franceses creían que tal ataque era imposible. Un millón de hombres y 1.500 tanques cruzaron los bosques aparentemente impenetrables en las Ardenas. Los alemanes querían llevar a los aliados al mar. Una vez que se aisló la Línea Maginot, tuvo poca importancia militar y los alemanes solo volvieron su atención a principios de junio de 1940. Muchos de los ultrajes se rindieron después de que el gobierno firmara su rendición con Alemania; pocos tuvieron que ser capturados en la batalla, aunque algunos fuertes lucharon contra los alemanes. Una de cada siete divisiones francesas era una división de fortaleza, por lo que la Línea Maginot eliminó el 15% del ejército francés. Aunque no es una figura enorme, estos hombres pueden haber tenido un impacto en el avance de los alemanes, o al menos fueron evacuados en Dunkerque para luchar en otro momento.

Después de la guerra, partes de la Línea Maginot fueron reparadas y modernizadas para proporcionar más defensa a la Francia de la posguerra. Supuestamente, algunos de los fuertes se hicieron a prueba de guerra nuclear. Sin embargo, muchas partes de la Línea Maginot se deterioraron y siguen siéndolo.

La Línea Maginot tuvo sus críticos y simpatizantes. Los críticos tenían una gran cantidad de evidencia para respaldar sus puntos de vista. Sin embargo, se argumentó que la Línea Maginot fue un éxito y que su fracaso fue un fracaso de planificación, ya que la Línea terminó en la frontera con Bélgica. Si la Línea Maginot se hubiera construido a lo largo de la frontera entre Francia y Bélgica, el resultado en la primavera de 1940 podría haber sido muy diferente, ya que los alemanes habrían tenido que pasar por una fortificación importante en lugar de rodearla. Todo tiene sentido, este es un argumento superfluo ya que la Línea Maginot no cruzó la frontera de Bélgica, mientras que el ejército alemán sí atravesó las Ardenas, por lo tanto, neutralizó la Línea Maginot.

Ver el vídeo: FRANCIA Los Olvidados de la Línea Maginot (Febrero 2020).